ACUPUNTURA E INSOMNIO

ACUPUNTURA E INSOMNIO

By on ene 4, 2017 in Acupuntura | 0 comments

Eficacia del tratamiento con acupuntura en pacientes con insomnio.

El ser humano invierte un tercio de su vida en dormir. Se ha demostrado que dormir es una actividad absolutamente necesaria ya que, durante la misma, se llevan a cabo funciones fisiológicas imprescindibles para el equilibrio mental y físico.

La duración del sueño nocturno varía de unos individuos a otros en función de la edad y oscila entre 4 y 12 horas. En general se puede decir que el tiempo ideal de sueño es aquel que nos permite realizar las actividades diarias con normalidad.

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente y uno de los que mayor trascendencia sanitaria y social tiene.

Algunos de los estudios realizados en los servicios de salud muestran que un 23 % de la población general presenta alguna dificultad de sueño y un 11% refieren tener insomnio. Con la edad, la prevalencia aumenta y los estudios internacionales arrojan cifras que oscilan del 12% al 40% en mayores de 65 años, siendo más frecuente en las mujeres y también en las personas que viven solas.

La importancia del insomnio radica en las consecuencias que este tiene en la vida diurna: fatiga y alteraciones del humor y del estado del ánimo, como irritabilidad, ansiedad. Todo esto conlleva un aumento del ausentismo laboral y, en situaciones extremas, un aumento en los accidentes de tráfico y laborales, una mayor tendencia a padecer depresión, ansiedad o alcoholismo,escaso nivel de concentración,disminución del nivel de calidad de vida, disminución de la calidad del trabajo y aumento de la utilización de los sistemas de salud.

El tratamiento del insomnio en la medicina occidental utiliza medidas farmacológicas y no farmacológicas. Entre las medidas no farmacólogicas se incluyen la Educación para la Salud, el entrenamiento en medidas de Higiene del Sueño y la Terapia cognitivo Conductual (TCC). Ninguna de las dos primeras ha demostrado ser eficaz de manera inequívoca cuando se utilizan como único tratamiento en el insomnio primario y actualmente se utilizan como tratamientos coadyuvantes. La TCC ha demostrado ser eficaz, siendo su eficacia mayor si se combina con el tratamiento farmacológico, permitiendo utilizar dosis menores de fármacos y minimizar los efectos secundarios.

En el tratamiento farmacológico se utilizan los hipnóticos benzodiacepínicos y no benzodiacepínicos. España es el país europeo con mayor consumo de benzodiacepinas. Aunque eficaces como hipnóticos, las benzodiacepinas presentan el grave inconveniente de producir dependencia y los pacientes que las utilizan durante más dos semanas tienen el riesgo de desarrollar tolerancia requiriendo dosis mayores de fármaco para conseguir el efecto.

Otras alternativas al tratamiento farmacológico incluyen la utilización de melatonina, la de sustancias herbales y la acupuntura.

El término insomnio hace alusión a diversos problemas relacionados con el sueño como la dificultad para iniciar el sueño, la tendencia a despertarse durante la noche, el sueño intranquilo y/o el despertar precoz por la mañana.

Esta definición es común a la medicina occidental y a la medicina china.

En Occidente, el insomnio se clasifica como primario o secundario. El insomnio primario es aquel en el que no se identifica enfermedad causal. Esta definición es difícil de aplicar en la Medicina Tradicional China, dado que el insomnio se clasifica por su etiología y patogenia en varios síndromes en los que el insomnio suele ser un síntoma más. La investigación del resto de los síntomas es fundamental para un diagnóstico y tratamiento correctos.

Se desconoce la causa del insomnio crónico primario aunque se han descrito factores predisponentes, precipitantes y perpetuantes.

Actualmente se considera que la patogenia del insomnio crónico primario responde a un estado de hiperactivación psicofisiológica que cursaría con una situación de estimulación mantenida del sistema simpático y del eje ACTH-cortisol. La causa desencadenante fundamental serían factores estresantes que actuarían sobre una persona con cierta vulnerabilidad. Esto produciría un estado de activación emocional excesiva que condicionaría una activación fisiológica que se mantendría durante el sueño conduciendo al insomnio. El miedo al insomnio actuaría como factor perpetuante del mismo conduciendo al individuo de nuevo a una activación emocional y fisiológica excesivas que agravarían las ya existentes y desencadenarían un reflejo condicionado negativo.

MECANISMOS DE ACCIÓN DE LA ACUPUNTURA

La eficacia del tratamiento del insomnio con Acupuntura se ha demostrado en numerosos trabajos, aunque muchos de ellos carecen del rigor metodológico que se exige a los trabajos de investigación cuando se trata de generalizar y extrapolar los resultados.

Varias investigaciones han demostrado el papel que la acupuntura juega en la regulación del SNA. Parte del efecto atribuible a la utilización de esta técnica en el insomnio podría estar mediada por su efecto sobre el sistema nervioso simpático y/o el parasimpático. Dichos efectos podrían ser selectivos a la hora de estimular o inhibir el simpático, el parasimpático o ambos. Se ha descrito la estimulación del sistema parasimpático asociado a una inhibición del simpático utilizando puntos concretos.

Estos datos sugieren que la acupuntura es capaz de modular el SNA de una forma más específica y sutil que los fármacos, produciendo de esta manera menos efectos secundarios.

Otros efectos de la acupuntura incluyen la regulación de varios neurotransmisores y factores hormonales incluyendo endorfinas, serotonina, norepinefrina, ACTH, cortisol, acetilcolina, sustancia P, GABA y óxido nítrico. Algunas de estas sustancias juegan un papel muy importante en el mecanismo del sueño y en la regulación de las funciones mentales superiores. Algunos trabajos recientes sugieren que parte del efecto sedante y ansiolítico de la acupuntura es mediado por su acción melatoninérgica.

También le puede interesar

Share This