COMO PREVENIR CAÍDAS EN UN ADULTO MAYOR

COMO PREVENIR CAÍDAS EN UN ADULTO MAYOR

By on ago 28, 2018 in Dolor, Ejercicio Terapéutico, Fisioterapia, Lesiones | 0 comments

Se define como Caída a una precipitación al suelo, repentina e involuntaria con o sin lesión secundaria, siendo de etiología multifactorial es decir la combinación de múltiples patologías entre los factores de riesgo (enfermedades crónicas, alteraciones de equilibrio y marcha, fármacos etc.)

Las caídas son la principal causa de consulta debido a lesiones traumáticas, además, tienen el índice mas alto de mortalidad en personas mayores de 65 años. En cuanto a los lugares más frecuentes donde se presentan estos accidentes, se dice que hasta el 75% de las caídas suceden el hogar de la persona.

La persona mayor que se cae una vez, tiene mayor riesgo de volver a caerse en los próximos meses.

Una caída puede ser el primer indicio de una enfermedad no detectada. La caída puede ser la manifestación de fragilidad en el Adulto Mayor, y además ser un predictor de muerte.

Es frecuente que el Adulto Mayor que presenta una caída desarrolle temor de volver a caer, lo que puede provocar limitación en la realización de las actividades de la vida diaria como: levantarse, deambular al interior de la casa, salir al exterior. Este fenómeno se denomina Síndrome Post Caída

 

Los cambios asociados al envejecimiento que predisponen a las caídas son todos aquellos que alteren la marcha y equilibrio como:

  • Disminución de agudeza visual y alteración de la acomodación.
  • Reducción de la circulación sanguínea y de la conducción nerviosa del oído interno.
  • Disminución de la sensibilidad propioceptiva.
  • Enlentecimiento de los reflejos.
  • Sarcopenia, atrofia muscular.
  • Atrofia de partes blandas (ligamentos, tendones, capsula articular, meniscos).
  • Degeneración de estructuras articulares (artrosis).
  • Desplazamiento de centro de gravedad por una mala postura
  • Rigidez e inestabilidad articular

 

Factores de riesgo

Existe una cantidad importante de elementos que intervienen en las caídas, los cuales se han agrupado en factores intrínsecos y extrínsecos

Los factores intrínsecos se refieren a aquellas alteraciones fisiológicas relacionadas con la edad mencionados anteriormente.

Los factores extrínsecos corresponden a los llamados factores del medio ambiente, aquellos dependientes del entorno arquitectónico, o bien de elementos de uso personal como: zapatos inapropiados, bastón sin material antiderrapante en su extremo.

En general se puede establecer la vivienda como un lugar “peligroso”. Es común observar la existencia de suelos irregulares o con desniveles, iluminación inadecuada, escaleras sin pasamanos o escalones muy altos; retretes muy bajos, falta de barras en el baño, etc.

Como prevenirlas

 

1.Realizar actividad física al menos 30 minutos al día todos los días de la semana y alcanzar con intensidad moderada

Los 30 minutos se pueden acumular durante el transcurso del día en incrementos más cortos.

Ejemplos

  • Caminar 3,2 kilómetros en 30 minutos sobre superficies regulares
  • Nadar o hacer ejercicios aeróbicos en el agua durante 20 minutos.
  • Subir y bajar escaleras durante 15 minutos.
  • Realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramientos

Cómo iniciar

Si no es de las personas que practican regularmente ejercicios, considere el siguiente programa: intente caminar 10 minutos todos los días durante una semana a un ritmo moderado, luego aumente 5 minutos a la semana hasta que pueda caminar 30 minutos o más por día.

2.Mejorar equilibrio esto se puede realizar

  • Adoptando una postura correcta evite estar encorvado.
  • Realizar ejercicios vestibulares
  • Practicar Tai-chi

3.Reducir el riesgo en casa­ el 75% de las caídas suceden en el hogar.

Con algunos cambios, puede reducir el riesgo de caer en su casa algunas sugerencias son:

  • Iuminación: Asegúrese de tener buena iluminación en casa. Utilice luces de noche o lámparas en su dormitorio, pasillo y baño.
  • Alfombras: Asegúrese de que las alfombras estén fijas en el suelo o use aquéllas que tienen una cara inferior antideslizante. Clave o fije los extremos sueltos.
  • Cables eléctricos: Saque los cables eléctricos que están en el suelo para que no estorben en las áreas donde se camina.
  • Baño: Coloque pasamanos en el baño para usar la tina, ducha e inodoro. Mantenga paredes y suelo libres de humedad.
  • Calzado: Use zapatos tipo botín para soporte de tobillo con suelas resistentes, antideslizante y que no se resbalen fácilmente. Evite el uso de pantuflas o sandalias o sin refuerzo en los talones.
  1. Uso de dispositivos auxiliares como Bastones y andaderas entre otros que apoyan el equilibrio y aseguran la estabilidad de la marcha.

Los bastones se sugiere utilizar el bastón para apoyar hasta un 25% del peso corporal cuando existan lesiones de miembros inferiores

Andadores: Se puede apoyar hasta un 50% de peso corporal.

 

Si cree que necesita usar un bastón o un andador, consulte a su médico o fisioterapeuta para asegurar su correcta indicación, así como brindarle un correcto plan de tratamiento acorde a sus necesidades.

 

También le puede interesar

Share This